Menu
attorney awards

Fraude

Por definición, fraude incluye toda práctica deshonesta llevada a cabo con la intención de causar daño o de privar a otro de sus derechos. El daño o perjuicio que resulta de esta práctica deshonesta es típicamente un daño económico. 

El fraude es un delito, y es ilegal tanto a nivel federal como estatal.  Que un acusado de fraude enfrente cargos federales o estatales dependerá de múltiples factores, incluyendo quién es la víctima del fraude y los mecanismos utilizados para llevar a cabo el engaño.

Qué constituye un fraude

Una deliberada afirmación errónea de los hechos puede constituir fraude.  Se comete fraude cuando un individuo hace una afirmación a otro consciente de que la afirmación falta a la verdad y consciente de que el otro va a proceder confiando en esta afirmación falsa.  Igualmente se comete fraude cuando un individuo deliberadamente evita conocer la verdad de los hechos antes de hacer una afirmación.

Fraude también puede incluir una omisión, en vez de una afirmación.  No revelar información pertinente a la negociación o al litigio también es un comportamiento fraudulento.  Cuando un individuo se siente éticamente obligado a revelar información pero no lo hace comete fraude por omisión, porque la omisión es considerada una representación indirecta de que el material pertinente no existe.

Tipos de fraude

Hay distintos tipos de fraude, incluyendo robo de identidad, fraude a tarjetas de crédito, quiebra fraudulenta, fraude bursátil, y fraude al sistema de salud.  Existen sanciones por fraude a nivel federal y estatal.  El gobierno federal tiene amplias definiciones para fraude postal y electrónico, así que un defendido que use el sistema postal de Estados Unidos, o que haga uso de una conexión electrónica, o por televisión o radio puede ser acusado de un delito federal.

El fraude postal y electrónico conllevan penas máximas de 20 años de prisión, o 30 años de prisión en ciertas circunstancias, como por ejemplo cuando la víctima del fraude es una institución financiera.

Ya sea que un acusado por fraude enfrente un caso civil o criminal, muy probablemente tendrá que restituir a las víctimas del fraude.  Un acusado también podría ser sentenciado a prisión si es hallado culpable de un fraude criminal.  La cantidad de dinero obtenido en el fraude, tanto como condenas anteriores y factores agravantes van a determinar la duración de la pena en prisión, de haber una en el caso de un veredicto culpable o una declaración de culpabilidad.

Los acusados pueden evitar un veredicto culpable al introducir duda razonable sobre si lo que tomó lugar fue una información errónea o una distorsión de la información.  Los acusados también pueden argumentar que la información no fue fraudulenta o que no hay suficiente prueba de intento de cometer un delito.  No todas las afirmaciones falsas son necesariamente consideradas fraude.  Para que una afirmación sea considerada fraudulenta debe de estar relacionada con el hecho real y no una promesa futura.  La expresión de una opinión tampoco es considerada fraude.

Cuando alguien enfrenta una acusación de fraude, debe buscar la asistencia de un abogado de defensa penal para analizar las opciones de respuesta al cargo.

Contact Our White Collar Attorneys Today