White Collar Criminal Defense Attorney
Case Consultation

Evasión de Impuestos Federales en Estados Unidos

Evasión impositiva es una de las categorías bajo el marco de fraude fiscal.  Es un término en general usado cuando una persona o una empresa es criminalmente acusada de fraude impositivo.  La evasión de impuestos es una deliberada tergiversación al reportar ingresos tributables al Servicio Interno de Rentas (IRS, por sus siglas en inglés) y se procesa legalmente de acuerdo al Código de Estados Unidos 26 § 7201.

Código de Estados Unidos 26 § 7201

El Código de Estados Unidos 26 § 7201 especifica que cualquier persona que deliberadamente trata de evadir impuestos o el pago de dichos impuestos es culpable de un delito.  Si son declarados culpables, esos individuos recibirán multas de hasta 100.000 dólares y prisión de hasta 5 años, además de los costos del juicio y cualquier otra sanción delineada por ley.  Una empresa puede recibir una multa de hasta 500.000 dólares por evasión impositiva.

Para cumplir con los requisitos del estatuto, el gobierno tiene que establecer que la evasión impositiva fue intencional.  Existen múltiples métodos para demostrar la premeditación, pero el más común es cuando un individuo o el personal de una impresa deliberadamente destruyen los registros u ocultan el origen de los ingresos.  También debe existir un pago insuficiente de impuestos para cumplir con las disposiciones reglamentarias de evasión impositiva, aunque no existe un límite de insuficiencia de pago para que el acto constituya una evasión impositiva.

El requisito final para establecer la evasión impositiva es la presencia de una evasión concreta o de un intento de evasión, lo que generalmente requiere evidencia de que el individuo o la empresa efectivamente engañaron al gobierno o encubrieron la verdad; un error en la declaración de ingresos no reuniría los requisitos de la norma.

Requisitos Bancarios

Bajo el Acta de Secretos Bancarios, las instituciones financieras deben declarar depósitos de dinero en efectivo que excedan los 10.000 dólares.  El depositante debe también completar el Formulario 8300, que cuestiona el origen del efectivo depositado, entre otros detalles.  

Como esto es públicamente conocido, las instituciones financieras están obligadas también a denunciar actividades sospechosas a la Unidad de Ejecución de Crímenes Financieros, quienes a su vez, informan al Servicio Interno de Rentas (IRS).  Una actividad sospechosa incluye depósitos múltiples dentro de un período de 30 días que suman los 10.000 dólares declarables.  

Efectivo

Hacer transacciones en efectivo es una señal indicativa de fraude.  Las señales de fraude son acciones específicas de contribuyentes indicativas, para el Servicio Interno de Rentas (IRS), de una tendencia fraudulenta.  Estas pueden impulsar una investigación para determinar si se ha cometido un fraude fiscal.

Abstenerse de utilizar instituciones financieras para evitar que los depósitos en efectivo sean denunciados al gobierno no altera el requisito expreso de que todo ingreso de ganancias debe ser declarado con precisión.  Si bien el seguimiento del dinero en efectivo es mas difícil porque en general no hay registros pertinentes, las transacciones en dinero en efectivo no eximen al individuo o la empresa de una investigación por fraude fiscal o una acusación por evasión impositiva.

El Servicio Interno de Rentas (IRS) cuenta con técnicas de revisión para empresas que realizan sus transacciones en dinero en efectivo que ayudan a sus expertos a detectar actividades fraudulentas.  Las técnicas de análisis incluyen la revisión de las compras realizadas por la empresa para localizar ventas y/o operaciones ocultas y también entrevistas al personal; todas técnicas que pueden revelar dinero en efectivo recibido y compararlo con el monto declarado.